Saltar al contenido

Biografia de Petre Roman

julio 19, 2019

(Bucarest, 1946) Político rumano. Tras la sangrienta represión de Timisoara, Roman rompió con el Partido Comunista de Rumania (1982). Presidente del Gobierno provisional surgido a la caída de Ceausescu, se integró en el Frente de Salvación Nacional. Fue confirmado en el cargo tras las elecciones de 1990. Puso en marcha un plan de austeridad económica que provocó una violenta protesta popular encabezada por los mineros. En 1991 fue cesado como primer ministro.

Petre Roman

Cristiano ortodoxo de religión, es hijo de la española Hortensia Vallejo, que fue directora del servicio exterior de Radio Bucarest, la radio oficial rumana, y de Walter Roman, miembro de las Brigadas Internacionales que combatió en la Guerra Civil Española (1936-1939), y que dirigió hasta su muerte la Editorial Política Rumana. Se licenció en la Facultad de Energética, sección Hidráulica, del Instituto Politécnico de Bucarest en 1968, y obtuvo el doctorado cum laude en esta especialidad por el Colegio Superior Politécnico de la Universidad Francesa de Toulouse, en 1974, con un trabajo sobre mecánica de los fluidos.

Terminados sus estudios universitarios y de vuelta en Rumanía, inició su carrera docente como profesor de la Facultad de Energética del Instituto Politécnico de Bucarest. En 1976 fue nombrado jefe de Trabajos; en 1982 conferenciante; y en 1985, catedrático de Hidráulica y Máquinas Hidráulicas.

En 1989 participó en el movimiento reformista popular que provocó la caída del dictador Nicolae Ceausescu y su sistema político, en la noche del 21 diciembre y la madrugada del 22 de diciembre de ese año. El día 25, Ceausescu y su esposa fueron sometidos a un juicio sumarísimo y ejecutados. Un día más tarde, el 26 de diciembre, Petre Roman fue nombrado jefe del Gobierno Provisional de Rumanía por el consejo del Frente de Salvación Nacional de la Patria, partido creado por el propio Roman y por Ion Iliescu después de esta revolución, y que aglutinaba a todas las fuerzas dirigidas contra las fuerzas de Ceausescu.

Dirigió el país hasta que se celebraron las primeras elecciones democráticas rumanas, el 20 de mayo de 1990, en las que su partido, el Frente de Salvación Nacional, obtuvo 263 de los 387 escaños. La tarea fundamental de Roman durante el gobierno provisional fue reglamentar la vida política y económica para adaptar la legislación a la nueva situación democrática. Tras los comicios, Petre Roman fue confirmado como primer ministro del país por el presidente Ion Iliescu el 20 de junio de 1990. Durante este mandato Roman se vio presionado por la población, en especial los mineros, que protestan por las condiciones económicas, sobre todo la subida de precios debido a la liberalización de la economía.

Los mismos mineros que habían protagonizado los acontecimientos de 1989 que derrocaron a Ceausescu y dieron el poder a Petre Roman, lo obligaron a dimitir el 26 de septiembre de 1991, después de los sangrientos sucesos de días anteriores. Miles de mineros de la región de Jiu tomaron Bucarest, asaltaron comercios y provocaron numerosos incidentes. La llegada masiva de mineros a la capital rumana ya se produjo también en junio de 1990 y fue permitida por el presidente Iliescu. El 26 de septiembre de 1991 el presidente rumano aceptó la dimisión del primer ministro, Petre Roman, por su “incapacidad para controlar la situación de crisis que vive el país”.

Durante su mandato como primer ministro, Petre Roman desarrolló una importante actividad diplomática, con viajes tanto por Europa como por América. Además, Rumanía retornó a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), y firmó un acuerdo de comercio y cooperación con países de Europa, con la entonces Comunidad Europea (CE), en octubre de 1990.

En marzo de 1992 el Frente Democrático de Salvación Nacional (FSDN) se escinde del Frente de Salvación Nacional al decidir Roman retirar su apoyo a la candidatura de Ion Iliescu en los comicios presidenciales del 27 de septiembre de ese año, en los que Roman pasó a la oposición, debido a discrepancias entre ambos líderes en la estrategia de reforma del partido. A partir de esta fecha Petre Roman ocupará la presidencia de la Comisión de Defensa y Orden Público de su partido en el Parlamento rumano.

El 29 de mayo de 1993, en un intento de olvidar el pasado, el Frente de Salvación Nacional (FSN) cambió de nombre, pasó a ser el Partido Democrático de Rumanía, y se unió al Partido Demócrata (PD) tras la celebración de un congreso extraordinario. Petre Roman, que era presidente del FSN, fue a partir de ese momento presidente de la nueva organización, que se definía como socialdemócrata y abogaba por una política liberal económica. El 3 de noviembre de 1996 Petre Roman fue candidato a la Presidencia de la República en los comicios presidenciales, en los que quedó en tercer lugar, por lo que retiró su candidatura en la segunda vuelta, el 17 de ese mismo mes.

Roman decidió entonces apoyar en la segunda ronda al líder de la Convención Demócrata, Emil Constantinescu, quien finalmente consiguió, gracias a este apoyo, la presidencia de la República. A cambio, Petre Roman pactó con Constantinescu la presidencia del Senado rumano. Así, el 27 de noviembre de 1996 Roman era elegido presidente del Senado, con lo que se convertía en el segundo hombre fuerte del país.

El 13 de diciembre de 1999, el primer ministro Radu Vasile presentó su dimisión después de perder el apoyo de su propio partido democristiano y del resto de las formaciones que integraban la coalición de Gobierno. Poco después, el 21 de diciembre, el Parlamento aprobó el nuevo Gobierno liderado por el primer ministro, el tecnócrata Mugur Isarescu, en el que Petre Roman fue nombrado vicepresidente y ministro de Asuntos Exteriores. Roman dejó la presidencia del Senado, que ocupaba hasta ese momento. El 5 de septiembre de 2000, durante una visita oficial a Bruselas, solicitó a la Unión Europea eliminar la exigencia de visados, aunque se mantuvieran algunas condiciones, a los ciudadanos rumanos y búlgaros, y permitir su “libertad de movimiento”.

Tras las elecciones generales del 26 de noviembre y el 10 de diciembre de 2000, fue elegido presidente Ion Iliescu. El 28 de diciembre el Parlamento aprobó el nuevo Gobierno y Mircea Geoana pasó a ser el nuevo titular de Exteriores. En estos comicios, Petre Roman fue elegido senador. El 19 de mayo de 2001, Traian Basescu, alcalde de Bucarest, fue elegido nuevo presidente del Partido Demócrata (PD), en sustitución de Petre Roman. Durante el cierre de este congreso extraordinario, Basescu logró 653 votos de los 1.035 emitidos, frente a los 304 de Roman, que había liderado el PD desde su fundación diez años antes. Posteriormente, Roman siguió ejerciendo su cargo como senador.