Saltar al contenido

«Jorge Glas sí cumple los requisitos para la Prelibertad»

mayo 28, 2020

La crisis carcelaria en Ecuador, agravada por la Covid-19 pone en peligro la vida de los internos. Ya hay casos de presos contagiados y fallecidos. Pese a ello el gobierno a través de sus instituciones no ha tomado medidas urgentes para evitar el agravamiento de la crisis.

Jorge Glas, ex segundo mandatario de Ecuador quien denunció un complot para quitarle la vicepresidencia y meterlo preso, se encuentra detenido desde hace más de 2 años y 7 meses en el Centro de Rehabilitación de Cotopaxi. El abogado Harrison Salcedo presentó la solicitud para obtener su prelibertad.

«Hay una sentencia ejecutoria de 6 años y tenemos dos procesos que están recién ventilandose. Se caducaron las dos prisiones preventivas, es decir en el caso Singue y en el caso Arroz Verde ya no hay prisiones preventivas cuyo efecto es que no se le pueda tener preso, detenido, privado de libertad sino hasta cuando haya otra sentencia ejecutoriada. Con esto rompo la prohibición establecida para poder pedir la prelibertad y como la prelibertad se pide con el cumplimiento de las dos quintas partes de la sentencia ejecutoriada es decir el 40% de la pena, Jorge ya tiene su porcentaje y cumple con todos los requisitos, por ello comenzamos el trámite desde el 13 de mayo que se nos recibió el pedido en la dirección del Centro».

Dijo que la elaboración de un instructivo interno aprobado con posterioridad que podría convertirse en una traba para el otorgamiento de la prelibertad, ya ha sido respondido.

«Estamos preparando informes internacional para que la CIDH precautele que no se trate de formular nuevos cargos y dictar nuevas prisiones preventivas y para que se custodie y se monitoree la legalidad en el tramite de la prelibertad. Jorge tiene beneficio de prelibertad por la Covid-19, por su condición de salud y por aspecto legal», reiteró.

Jorge Glas tiene varias decenas de indagaciones previas abiertas en la Fiscalía, casi todas derivadas de los mismos tipos de denuncia de redes sociales o de actores políticos, sin embargo al momento en estado procesal tiene vigente tres procesos.

El primero una sentencia en el caso Odebrecht por asociación ilícita con una pena de 6 años que se encuentra debidamente ejecutoriada.  La segunda el caso Singue que está a la vísperas de la audiencia de juzgamiento de primera instancia y la sentencia de primera instancia recibida en el caso Sobornos 2012-2016 o Arroz Verde

Situación de salud de Glas es grave

Su situación sanitaria y jurídica es incierta pese a que tiene a su favor un Habeas corpus por integridad concedido por la Corte Provincial de Justicia de Cotopaxi y que fue recogida también por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos a través de la Comisión Interamericana que le otorgó medidas cauterales.

Harrison Salcedo, abogado defensor del exvicepresidente, señaló que las medidas que otorgó la CIDH recogen el tema de la violación de los derechos humanos confirmada en el Habeas corpus por integridad, ahí se demanda que su cumplimiento está bajo responsabilidad del Estado y como ejecutor el Centro de privación de libertad.

«Jorge debe tener un espacio propio, aislado para mantener un cerco epidemiológico porque al tener preexistencia de enfermedad catastrófica debe someterse a exigentes tratamientos que le deja con las defensas muy bajas», señaló a Confirmado.net

Agregó que los médicos han aconsejado que se debe evitar cualquier tipo de contagio de carácter viral o bacterial porque puede ser fatal, por ello es que debe estar en un sitio que reúna condiciones particulares: limpio sin basura, con agua potable.

«Eso puede ser fatal para su vida, incluso estando en libertad terminó hospitalizado en terapia intensiva por un virus de esta naturaleza en algún momento de su vida. Jorge tiene una enfermedad preexistente de hace mas de 30 años, lo que fue validado por todos los médicos y las historias clínicas del IESS».

El experto en derecho penal indicó que el riesgo de obtener una gripe, una infección de hongos es grande y grave. «Una Covid-19 es muerte segura», advirtió.

«Naciones Unidas, la Corte IDH han señalado que la crisis de la pandemia al interior de los centros carcelarios es alarmante y podría considerarse como un genocidio carcelario sino se cumplen las medidas del caso para evitar contagios masivos (como ha ocurrido en la cárcel de Ambato)», dijo Salcedo.